Esta es la cuarta y última entrada para el #rolvember20. Para cerrar este pequeño capítulo rolero vamos a terminar tal y cómo empezamos, con una semilla de aventura. El concepto, o palabra clave, es “legal”.

Adventurer Caravan by Adventurer Caravan (ArtStation)

Adventurer Caravan by Adventurer Caravan (ArtStation)

En el Ducado de Teeralshi uno no puede entrar sin que haya sido invitado a hacerlo. Esta ley, ideada por el padre del actual duque, fue impuesta para controlar la entrada de extranjeros al ducado a y La Ciudad Roja, centro del ducado y hogar de la Mansión de las Cien Ventanas. Aquellos que conocen las leyes del Ducado de Teeralshi, hacen bien en llevar consigo cartas y documentos que acreditan que han sido invitados. Una simple carta indicando que se tiene una habitación reservada en una de las posadas del ducado es suficiente pare evitar el encarcelamiento y el posterior juicio. El juicio contra aquellos que han infringido la ley de entrada al ducado no es demasiado largo, si el enjuiciado no puede probar haber sido invitado es declarado culpable. Un culpable debe pagar por el tiempo que ha estado encarcelado, los costes del juicio, su transporte y manutención hasta llegar a la frontera del ducado, y su liberación. De lo contrario, es condenado a trabajos forzados hasta saldar su deuda con el ducado (que incluye su manutención mientras realiza dichos trabajos).

Nuestros PJs, un grupo de aventureros experimentados que ha firmado un contrato de trabajo con una agencia de escoltas con sede en La Puerta de Baldur, están escoltando una gran caravana con destino a La Ciudad Roja. Su contrato indica que han sido contratados para custodiar las mercancías hasta el Ducado de Teeralshi. ¿Conocen los PJs la ley de entrada del ducado? ¿Qué pasará cuando entren en el ducado?

— #rolvember20 (Día 29: legal)